Posts Tagged Uruguay

Pedagogía de la violencia

Según el general Marshall, sólo dos de cada diez soldados de su ejército utilizaban los fusiles durante la Segunda Guerra Mundial. Los otros ocho tenían el arma de adorno. Años después, en la guerra de Vietnam, la realidad era muy otra: nueve de cada diez soldados de las tropas invasoras hacían fuego, y tiraban a matar.
La diferencia estaba en la educación que habían recibido. El teniente coronel David Grossman, especialista en pedagogía militar, sostiene que el hombre no está naturalmente inclinado a la violencia. Contra lo que se supone, no es nada fácil enseñar a matar al prójimo. La educación para la violencia exige un intenso y prolongado adiestramiento, destinado a brutalizar a los soldados y a desmantelar sistemáticamente su sensibilidad humana. Según Grossman, esa enseñanza comienza, en los cuarteles, a los–dieciocho años de edad, pero fuera de los cuarteles empieza a los dieciocho meses: la televisión dicta esos cursos a domicilio.
–Fue como en la tele–. declaró el niño de seis años que asesinó a una compañerita de su edad, en Michigan, en el invierno de este año.

Eduardo Galeano, de “Noticias del mundo al revés”

(Lo encontré en la Web, lamentablemente no registré la fuente).

Anuncios

Dejar un comentario

Feliz cumlpe, maestro: Alfredo Zitarrosa

Hoy cumple 74 años don Alfredo Zitarrosa. Qué podemos decir, que su canto no haya dicho:

Comments (3)

Propuesta para Pepe Mujica

Sr presidente electo del Uruguay:
José Mujica
S/D

Disculpá, Pepe, que no te trate de Ud. Te comento: soy argentino, y nunca en la vida estuve en Uruguay. Pero estoy entre la inmensa mayoría que no concibe la posibilidad de sentir ajenas algunas cosas:

  • Zitarrosa
  • Las murgas
  • El candombe
  • Jaime
  • Tomar mate en los lugares más inverosímiles, y que nadie te mire raro.
  • El sabalero
  • Julio Sosa
  • Obdulio Varela y El Maracanazo
  • Galeano
  • Benedetti
  • Muletillas como “vamo arriba” y otras por el estilo.
  • Artigas
  • La dignidad del pueblo oriental
  • Larguísimo etcétera

En fin, ya lo dijo Casciari, antes y mejor. Y Borges:

Hombro a hombro o pecho a pecho,
cuántas veces combatimos.
¡Cuántas veces nos corrieron,
cuántas veces los corrimos!

Milonga para que el tiempo
vaya borrando fronteras;
por algo tienen los mismos
colores las dos banderas.

Recuerdo haber tenido en mi infancia un carnet que acreditaba pertenencia al grupo de seguidores de un personaje que no me atrevo a mencionar. No servía para un carajo, pero yo lo contaba entre mis tesoros más preciados.
Sin más dilaciones: te propongo que tu Gobierno emita un carnet llamado “Migaja de orientalidad” (M.O.). Algo así como una “ciudadanía de cuarta”, que no otorgase ningún derecho. ¿Me entendés? Que le permita a uno decir: “Yo no soy oriental, pero…” y ahí uno saca el carnet ante la vista atónita de los parroquianos del boliche. Vamos, hermano, no nos podés negar esa alegría.
Nunca fui de pedir privilegios para mí, pero yo quiero la Migaja Nº2, que tenga mi nombre (después de todo, yo soy el inventor). Y ya que estamos, te propongo la Nº1, no me digas que no te gusta la idea:

M.O. Nº1

M.O. Nº1


Sin otro particular me despido atte,
Juan (M.O. Nº2)

PD: Esta propuesta se me ocurrió mientras descubría “Tangos rabiosamente uruguayos”, de Manuel Picón. Me embargaba la emoción recordando la Ciudad Vieja que nunca visité, los cantegriles que nunca pisé, y la sangre de mis manos en un tambor que nunca toqué. Al disco lo pueden descargar acá. Y ya que está visiten todo ese blog, que la descose.
PD2: Por lo que más quieran, lean el cuento de Casciari.
PD3: Hasta tanto se pueda hacer el trámite en la Casa Uruguaya, pueden ir dejando un comentario para reservar sus M.O.

Comments (3)