Archive for Música

Felices Pascuas de Resurrección

Junto con mis mejores deseos, un regalo para los lectores de Blog de un Otario.
Se trata del disco “Evangelio criollo”, de Los Pucareños y Luis Medina Castro, que conocí gracias al excelente blog “Los que no se consiguen”.

Descargar disco (Enlace roto)

Jesús Resucitado

¡Felices Pascuas!

Anuncios

Comments (4)

Feliz cumple, maestro: Lalo de los Santos

Vaya nuestro Feliz Cumple para el tipo que escribió la más linda de las canciones que hablan sobre mi ciudad. Grande, Lalo.

Video: Usuario “ezemuia”, de Youtube.

Dejar un comentario

Después de Gardel… Franco Luciani

En las audiciones radiales de tango existe una tradición: nadie canta después de Gardel. La pieza que sucede a un tema de Gardel, no puede ser cantada, debe ser instrumental.
Respetando esa costumbre, después del post de Gardel, aprovecho para engalanar este blog con un músico de mi ciudad. Se trata del talentoso armoniquista armonicista* Franco Luciani, interpretando “Adiós Nonino”, de Piazzolla. Que lo disfruten.

Atención: La Web oficial de Franco tiene un troyano (software dañino, parecido a un virus). Recomiendo no entrar por ahora. Ya les avisé a los administradores. Cuando se solucione, aviso por acá. Dice el administrador del sitio que está solucionado.
* Corrección de mi esposa, que es profe de música. ¡Gracias!

Dejar un comentario

Feliz cumple, maestro: Carlos Gardel


El Mudo canta la cifra “Criollita decí que sí”.

Es una faceta menos conocida de Gardel, cantando ritmos propios de un ambiente más rural que urbano. Desde luego, lo más conocido son sus tangos, pero me parecía lindo recordar al Morocho en un género que seguramente estará ausente en los grandes medios.
Me callo. Siga cantando, maestro.

Dejar un comentario

Serrat vuelve a Miguel Hernández

Yo era un adolescente. Estaba en la Patagonia, a orillas del Lago Verde, en Chubut. Es habitual ver grandes árboles caídos, producto de los fuertes vientos.

Foto de Gal Villa

Foto de Gal Villa

No quiero macanear, me parece que era una lenga, o un ñire. La cuestión es que del pedazo de tronco caido salía un pequeño brote. Uno de mis grandes amigos, que me acompañaba en aquel viaje, recitó de memoria:

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida,
porque soy como el árbol talado, que retoño:
aún tengo la vida.

Esa fue la primera vez que leí a Miguel Hernández. Después lo volví a leer por Alberto Cortez y Joan Manuel Serrat.
Ahora me anoticio de que Serrat va a volver a hacer brotar un retoño de aquel árbol que el franquismo quiso talar. Noticias como esa le alegran el día a cualquiera.

Fuente: Papel en Blanco
Foto: Fotos Gal

Dejar un comentario