Visitas y comentarios

La cuestión de las estadísticas en los blogs, es un berretín muy frecuente en este mundo 2.0. Es una tentación mirar a cada rato cuántas visitas tuvo el blog. No soy hipócrita, me alegro cuando alguien visita el blog, si escribo es para que alguien lo lea.
No sé cuán representativas de la realidad serán las estadísticas de WordPress. Pero, suponiéndolas válidas, me llamó la atención una cosa: este blog tiene, en su primer mes, 2056 visitas, y sólo 7 comentarios (excluyendo los míos). Es decir, un comentario cada 294 visitas aproximadamente. ¿Y saben qué? Me parece bien. Es más o menos mi propio promedio: leo muchísimo más de lo que comento.
Y ahora que tengo blog, aprecio más las visitas que los comentarios (mitad porque me conviene). Me explico. No valoro la cantidad de comentarios, sino su contenido: un comentario interesante enriquece muchísimo más el blog que diez irrelevantes.
¿Es que siempre hay que tener posición tomada sobre cualquier asunto? Simplemente considero que en muchos casos no tengo nada interesante que decir, y prefiero callar. Otras veces, se trata de un simple desinterés. ¿Cuál será el caso de los lectores de este blog? La indiferencia parece más probable que el sabio silencio, dado el poco valor de los artículos, especialmente en las últimas semanas. Pero a mí me gusta pensar que es al revés, que hay alguien del otro lado que lee, y que vaya a saber por qué considera valioso lo que escribo, pero no tiene la necesidad de andar diciéndolo por ahí.
Me parece que este caso puede generalizarse. La popularización de las redes sociales puso a los blogs en la obligación de centrarse casi exclusivamente en el contenido. Los que encontraban en el blog un espacio únicamente para socializar, decretaron “la muerte de los blogs”. En realidad, los blogs están vivos, pero han cambiado. El mismo bloguero que antes centraba todo en su blog, ahora separa: los contenidos, al blog; la socialización, a otro lado. Ambas cosas están conectadas, pero claramente separadas.
Así que, de a poco, la Web 2.0 se fue definiendo. Y hoy sabemos que leer un blog implica, probablemente, acceder a buenos contenidos. Salvo Blog de un Otario, que no es más que una vergonzosa excepción.

Anuncios

1 comentario »

  1. Pablo E said

    Sr. Otario, le dejo mi primer comentario aquí para comentarle que seguramente las estadísticas de WordPress no contemple a los lectores que, como yo, lo siguen por suscripción al RSS.

    ¡Siga así!

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: